Cómo establecer objetivos eficaces

Sep 10, 2021

4 Características de los objetivos eficaces

Existe toda una ciencia de establecimiento de objetivos, como base de la motivación deportiva y extradeportiva.

Según Locke y Latham es más probable que logremos un objetivo si tiene las siguientes características:

  • Supone un reto.
  • Es específico.
  • Podemos obtener una retroalimentación.
  • Implica un compromiso. 

 

1. El objetivo tiene que ser un reto.

Si tenemos la habilidad y los conocimientos necesarios para la tarea, es más probable que lleguemos a una meta difícil que a una fácil. Tenemos que marcarnos objetivos que “nos queden más allá de la punta de los dedos”, que supongan un reto pero que sean alcanzables.

 

2. Por otro lado, el objetivo tiene que ser específico.

Es importante contar con una definición clara y concreta de lo que queremos lograr, en términos observables y medibles.

 

3. La retroalimentación

Obtener un feedback es fundamental para medir nuestro progreso hacia una meta, tenemos que saber cómo lo estamos haciendo, cómo van nuestros resultados parciales a lo largo del camino. Por tanto, cuanta más retroalimentación tengamos es más fácil mantener el camino.

 

4. Compromiso

Y por último si queremos lograr un objetivo, tenemos que estar comprometidos con él. En general, es más probable que alcancemos las metas que nos son importantes (intrínsecas), no solo las que son importantes para otras personas, como nuestro entrenador.

 

10 pasos para establecer objetivos eficaces:

Si quieres poner en práctica los consejos que hemos visto y motivarte marcando una serie de objetivos deportivos estos son los pasos que tienes que seguir:

  1. Identifica tus objetivos.
  2. Establece objetivos difíciles pero realistas.
  3. Establece objetivos a corto y a largo plazo.
  4. Establece objetivos para los entrenamientos y la competición.
  5. Establece objetivos de actuación, más que de resultado.
  6. Establece objetivos positivos.
  7. Identifica las estrategias para alcanzar tus objetivos
  8. Identifica las fechas en las que quieres conseguir tus objetivos.
  9. Escribe tus objetivos y lleva un registro de tus progresos.
  10. Comprométete con tus objetivos

1.- Identifica tus objetivos

Ya hemos visto anteriormente cómo hacerlo.

 

2.- Establece objetivos difíciles pero realistas

Ejemplos de objetivos realistas para aumentar tu motivación.

 

3.- Establece objetivos a corto y a largo plazo.

Piensa qué te gustaría conseguir a lo largo del año. Y desglosa los objetivos intermedios más pequeños que tienes que ir consiguiendo para lograrlo.

4.- Establece objetivos para los entrenamientos y la competición.

Vete a los entrenamientos con objetivos concretos. 

 

5.- Establece objetivos de actuación, más que de resultado.

Obsesionarse con un resultado muchas veces no nos ayuda a rendir mejor. Por eso a veces es mejor plantearse objetivos de actuación, más que de resultado.

 

6.- Establece objetivos positivos.

Antes hablábamos de “no perder ninguna barra en todo el entrenamiento”.

 

7.- Identifica las estrategias para alcanzar tus objetivos.

También lo hablábamos antes: ¿qué trabajo accesorio necesitas hacer para conseguir según qué habilidades?  

Te ayudará a tener clara la meta, pero también a establecer pequeños objetivos que, al ir logrando, te mantendrán motivado.

 

8.- Identifica las fechas en las que quieres conseguir tus objetivos.

Si tu objetivo es llegar a tope a una competición en concreto, habla con tu entrenador para plantear tu programación de cara a esa fecha. Esto te ayudará a saber cómo debes estar en cada momento.

 

9.- Escribe tus objetivos y lleva un registro de tus progresos.

Relacionado con el punto anterior: si has marcado bien tus objetivos y has trabajado una buena programación con tu entrenador, podrás medir tus avances y ver si te encuentras como debieras en cada momento. Registrar tus progresos te ayudará a ver si el plan está funcionando, te dará margen para reprogramar, corregir fallos y, de paso, mantenerte motivado.

Las personas tienen una mayor probabilidad de alcanzar una meta si la escriben que si solo piensan o hablan de ella.

También hay evidencia de que hay una mayor probabilidad de alcanzar una meta si somos responsables ante alguien, por ejemplo, si nos comprometemos a hacer ejercicio con un compañero en lugar de hacerlo por nuestra cuenta.

 

10.- Comprométete con tus objetivos